Diseñadora Carmen Camacho

Mi trayectoria como diseñadora autodidacta, ha sido un camino lleno de satisfacciones por haber amado, desde muy niña, lo que vengo haciendo al aprender, primeramente jugando cerca de mi Madre, juegos en lo que ella hacía en su taller de confección, a su vez paralelamente lo hacía de cierta manera en la tienda de venta de telas de mi Padre, donde se vendía hermosas telas importadas. Así, de esta manera, pude apreciar su textura y los colores y, en fin, tener ideas y creatividad en este campo.

Hace veintitrés años comencé como responsable de una Asociación familiar bajo la denominación de Awaq Warmi, (Mujeres tejedoras en el idioma Quechua) trabajando ahí con los artesanos sabedores de diversas técnicas de tejido de punto, telares horizontales, de mesa y bastidores, cada cual con su especialidad.

Gracias al programa del PUM de Holanda tuve una capacitación en mi taller durante tres meses y tres años consecutivos por la diseñadora holandesa Alie de Boer que fue una oportunidad maravillosa trabajar en nuevas técnicas de reciclaje de los sobrantes de retazos en desarrollo de productos con Patchwork y allí surgieron más ideas de artículos con diseños diversos.

En este ambiente empecé a diseñar las colecciones de tejido de punto que, de inmediato, fueron puestos en exposición y vendidos, tanto en ferias nacionales en las ciudades de Santa Cruz de la Sierra y La Paz como en el exterior del país, Feria de INATEX en Frankfurt Alemania, en la EXPO MILAN en Italia y la del ENCUENTRO EMPRESARIAL ANDINO, en México, Colombia.

Esta actividad dio pié a que, en mi condición de diseñadora creativa, pudiese incursionar en el mundo de la Moda en Pasarela, durante once años en el TEXTIL MODA en la ciudad de Sucre.

De igual manera, como invitada, en dos oportunidades d en el ICONOCLASTA en el Salar de Uyuni donde mostré mi colección “Caleidoscopio” con diseños parecidos al aparente desorden de este aparato de mirar imágenes caprichosas y colores del rojo de la “cochinilla” y, por último, la prenda que denominé “Traje de la Quinua” confeccionado en telas coloridas con tintes naturales partes tejidas a “crochet” que formaban las flores de la quinua.

Asimismo en el “Bolivian Fashion Week” en 2016, 2017 y 2018. Por otra parte, en el evento “BOLIVIA MODA” en 2018 en Santa Cruz de la Sierra y en 2019 en Santa Cruz y La Paz y Cochabamba.

Por último, otros eventos con intervención internacional muy significativa al que asistí fue en el denominado “Fashion Week”, en las ciudades de Alicante- España en 2016 y Nueva York en 2017. En los que obtuve un reconocimiento

Mi trayectoria como diseñadora boliviana ha sido un camino de aprendizaje continuo; en tal virtud desarrollando colecciones en las que retrocedí en el tiempo por mis diseños hechos a mano y logre que mis diseños muestren un lenguaje de moda ética para un segmento de mercado y conciencia social que es mi vocación.